Los distritos 25 y 27 de Miami fueron representados durante años por congresistas cubanoamericanos, gracias al apoyo de los votantes de origen cubano, sin embargo el escenario en el sur de la Florida ha cambiado, con las elecciones de medio período este noviembre, y sólo ha quedado el congresista cubano-estadounidense Mario Díaz-Balart, en representación de la comunidad cubana de Miami, reporta Telemundo 51.

La periodista Gloria Ordaz habló con Díaz-Balart, sobre sus proyectos, y el triunfo de las legisladoras demócratas, Donna Shalala y Debbie Mucarsel-Powell.

«Cada día yo tengo que hacer todo lo posible, para tratar de ganarme el voto de la confianza», comentó el político cubano, que representa el Distrito 25.


Juntos Mario Díaz-Balart, Lincoln Díaz-Balart e Ileana Ros-Lehtinen de origen cubano y del Partido Republicano trabajaron juntos para hacer avanzar sus temas y construir una alianza congresional, pero ahora con la partida de Ros-Lehtinen del Congreso de EEUU, y la derrota de Carlos Curbelo, el panorama se ve diferente. Las nuevas colegas del cubano, son demócratas, no republicanas, una de ellas tiene ascendencia ecuatoriana y la otra libanesa.

«Esto es una comunidad extremadamente diversa», aseguró Díaz-Balart, quien dice que por el bien de la comunidad, está dispuesto a trabajar con Shalala y con Mucarsel-Powell, pero hay asuntos que a su juicio no son negociables.

«Por ejemplo la señora Shalala, ella públicamente dijo «no yo no voy a ir a Cuba, hasta que Cuba no sea libre», y eso se le agradece, yo espero que la persona que va a ocupar la posición de Carlos Curbelo tenga esa misma actitud», apuntó.

«La política de Cuba que hemos visto en las últimas décadas no ha funcionado, el Gobierno de Cuba sigue en poder, lo que tenemos que hacer es ayudar al pueblo cubano», sentenció Mucarsel-Powell, quien fue interrogada por la situación de los cubanos.

Las demócratas han dicho que su prioridad es lograr que sus residentes tengan acceso médico a bajo costo, según Shalala, ella quiere evitar que los republicanos eliminen la cobertura de salud a personas con padecimientos preexistentes, por otra parte Díaz-Balart afirmó:

«Los republicanos nunca hemos querido eliminar las protecciones a personas con condiciones preexistentes, eso es algo que ha sido tema de campaña a través de la nación».

Díaz-Balart no estuvo de acuerdo con las declaraciones burlescas del presidente Trump, cuando aseguró que Curbelo no ganó las legislativas por no estar cercano a él, y dijo que su colega de origen cubano se merece «todo nuestro respeto».