Mariela Castro, la hija del dictador Raúl Castro, está buscando apoyo para pasar una ley que castigue a las personas que paguen por sexo dentro de la isla.

“En la actualidad hay que actuar. No podemos solamente decir que estamos de acuerdo contra la explotación sexual como una forma de trabajo sexual. No podemos decir que queremos proteger a nuestras niñas, niños y adolescentes de la explotación sexual. No es solo desearlo, sino rompernos la cabeza para encontrar de qué manera lo vamos a hacer”, dijo Castro en el programa de la televisión cubana Mesa Redonda.

En Cuba no existe ninguna legislación que prohíba o penalice la prostitución y la hija de Castro está presionando para que las autoridades hagan algo al respecto.

El gobierno de Cuba se ha negado por décadas a reconocer la prostitución como un problema social creciente en la isla.