Los congresistas cubanoamericanos Marco Rubio y Mario Diaz-Balart pidieron al presidente estadounidense Donald Trump que interviniese a favor de un proceso que persigue arrestar y juzgar a Raúl Castro por sus crímenes, recoge Martí Noticias.

A través de una carta, ambos legisladores demandan a Trump que instruya al Departamento de Justicia para que revise si el general cubano debe ser acusado por “el ilegal y atroz acto de derribar en aguas internacionales a dos avionetas civiles estadounidenses pilotadas por Hermanos al Rescate, el 24 de febrero de 1996”.

Hermanos al Rescate es una organización humanitaria que operaba misiones para rescatar a cubanos que huían de la Mayor de las Antillas por vía marítima, arriesgadas travesías en las que muchos perdieron sus vidas, recuerdan Rubio y Diaz-Balart.

Sin previa provocación, el 24 de febrero de 1996, la fuerza aérea cubana derribó dos aviones de Hermanos al Rescate, que iban desarmados, y sin modo alguno de defenderse, rememora Martí Noticias.


Carlos Acosta, Armando Alejandre Jr. y Mario de la Peña, los tres ciudadanos estadounidenses fueron asesinados, junto al residente legal en EEUU, Pablo Morales.

Una corte federal de Estados Unidos acusó al jefe de la Fuerza Aérea de Cuba, el general Rubén Martínez Puente en 2003, así como a los dos pilotos de los aviones de combate MIG que participaron en el operativo, Lorenzo Alberto Pérez-Pérez y Francisco Pérez-Pérez. Estos funcionarios fueron culpados de asesinato.

Un integrante de la red de espionaje Avispa fue sentenciado por conspiración para cometer asesinato, ya que participó en el plan para derribar las avionetas, el mismo fue condenado a cadena perpetua en una cárcel de EEUU.

La misiva de Rubio y Diaz-Balart indica que por desgracia “la anterior Administración, como parte de su política de acercamiento, commutó la sentencia y lo dejó regresar como un héroe a Cuba”.

Los congresistas cubano-estadounidenses subrayan, que pese a ello, el máximo responsable del atroz acto es Raúl Castro, en aquel entonces ministro de las FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias), quien nunca ha sido procesado por la justicia.

“Le pedimos que instruya al Departamento de Justicia reconsiderar si Raúl Castro debe ser acusado por el asesinato de estadounidenses inocentes”, reza el texto de la carta enviada a Trump.

De igual modo los políticos piden al mandatario norteamericano instruir a las agencias pertinentes para establecer si la INTERPOL debe ser notificada del arresto y la extradición a Estados Unidos de los funcionarios cubanos responsable de estos crímenes.

Para concluir sentenciando que es momento de detener al régimen de La Habana “por este y otros muchos crímenes”.

(Con información de Martí Noticias)