Marco-rubio-cuba-embajadaEl senador cubanoamericano y candidato a la presidencia de Estados Unidos, Marco Rubio se opone a nombrar embajador en Cuba hasta que se resuelvan temas pendientes con la isla como por ejemplo los prófugos de la justicia estadounidense en territorio cubano.


El senador también cuestiono la falta de derechos humanos en la isla y la ausencia de reformas políticas en Cuba «A pesar de más de cinco meses de conversaciones con el Gobierno cubano, estoy muy preocupado por la falta de reformas políticas y por el progreso en materia de Derechos Humanos», señala Rubio en una carta que envió al Secretario de Estado, John Kerry.

«El FBI cree que hay más de 70 prófugos de la justicia a los que se les proporcionó puerto seguro por parte del régimen de Castro», señaló Rubio y agregó que entre los mismos «incluyen a Joanne Chesimard, una asesina de policías que está en lo más alto de la lista del FBI. Entre los más buscados terroristas aparece un agente renegado de la CIA que se convirtió en un contrabandista asesino a sueldo y trabajó para el dictador libio Muammar Gaddafi; y William Morales, integrante de FALN (Fuerzas Armadas de Liberación Nacional) y fabricante de bombas que llevó a cabo una campaña de bombardeos de terror en Nueva York», indica la carta a Kerry.

La carta de Marco Rubio a John Kerry concluyo de la siguiente manera «Es importante que Estados Unidos siga siendo un faro de la libertad para el pueblo cubano. Tengo la intención de trabajar con mis colegas para bloquear los esfuerzos de la Administración para proseguir en las relaciones diplomáticas con Cuba y nombrar un embajador en La Habana hasta tanto se realice un progreso sustancial sobre estas importantes cuestiones».

Marco Rubio ha sido uno de los más fuertes opositores a la decisión de Obama de restablecer relaciones con Cuba.