El astro del fútbol argentino, Diego Armando Maradona, sigue dando de qué hablar en México. Tras perder la final de ascenso en la prorroga varios fanáticos le dedicaron cánticos lo que no gusto al argentino.

Maradona no aguanto y se lanzó contra ellos tratando de pegarles teniendo que ser apartado por sus propios colaboradores.

En la multitud que había mujeres y niños le gritaban cánticos de «Maradona se la come».

A pesar del exabrupto de Maradona los cánticos no pararon.