La hija mayor de Barack Obama, llevó a cabo un voluntariado de seis semanas en octubre pasado en la región de Tiquipaya en Cochabamba, Bolivia y también, emprendió un recorrido por la Cordillera Real, en diciembre pasado.

Fueron cuatro días de recorrido por la Cordillera Real, confirmó Eduardo Mamani, uno de los guías que participó en la aventura, “Era un grupo de jóvenes que vinieron de Estados Unidos” y agregó, que al principio no se tenía conocimiento de que en el grupo estaba la hija mayor del presidente Barack Obama.


La hija del presidente de los Estados Unidos, se comunicó sin inconvenientes, ya que domina el español, aunque también dialogó en inglés con uno de los guías.

Malia Obama, comenzará en la Universidad de Harvard este año, después de un año sabático que tomó, al finalizar en junio en el colegio privado Sidwell Friends, de Washington, en el cual se graduó.