Malia Obama, hija mayor de Barack Obama, estuvo presente en una marcha protesta contra el polémico oleoducto Dakota Access durante el Sundance Film Festival, mostrando así su apoyo a la reserva india de Sioux de Standing Rocks.

El portal Democracy Now, entrevistó a la activista y actriz, Shailene Woodley, y le preguntó, cuál había sido su impresión al ver a Malia en aquel acto de solidaridad con los Sioux.

Woodley explicó, refiriéndose a la hija mayor de Barack Obama que, «quiere participar en la democracia porque es su elección». «Se da cuenta de que –sin importar su apellido– si no participa en la democracia no habrá ningún mundo para sus hijos futuros».