Maritza Gómez Fernández, madre de José Fernández, quien falleció en un trágico accidente de bote en Miami Beach pidió en una corte de Miami obtener el control total sobre la herencia de su hijo según un reporte del periodista Jorge Ebro de el Nuevo Herald.

José Fernández, fallecido con tan solo 24 años, no tenía testamento y posee cuentas y propiedades valoradas en millones de dólares. Las cuentas oscilarían entre los $2 o $3 millones, de acuerdo con estimados que el abogado de la familia, Ralph Fernández, ofreció al diario The Sun-Sentinel.

José Fernández recibió salarios y bonificaciones de $6.5 millones, y de acuerdo con ESPN los beneficiarios de su legado accederían a un seguro de $1.05 millones por muerte accidental y $450 mil del seguro de vida de las Grandes Ligas.

Según los documentos presentados en la corte, entre las propiedades se encuentran una casa valorada en $856,550 y un bote Sea Vee con un valor de $235,000, además de otras cuentas.


José Fernández esperaba una hija junto a María Arias con quien tenía una relación.