Una madre residente en la ciudad de Hialeah se encuentra tras las rejas con una fianza de 7500 por abuso infantil de su propia hija de 8 años a quien encerraba en un refrigerador.


La denuncia a la policía la hizo el tío de la menor, quien era testigo de lo que estaba sucediendo en la apartamento del condominio ubicado en el 6620 del west y la 2 Court.

La mujer fue identificada por las autoridades como Carolina Álvarez, de 33 años, y nacionalidad mexicana. Álvarez estaba sentada en un sofá frente el refrigerador cuando la policía llegó a la casa a investigar la denuncia.

El viernes en corte, y ante el asombro de la jueza y fiscales, la mujer admitió los hechos,  afirmando que metía a su hija en la nevera para protegerla de supuestos altos niveles de radiación en su apartamento, compartió Telemundo51.

Según la policía, el tío de la víctima mostró videos de otras ocasiones, cuando la madre encerraba a la menor en el refrigerador sin ninguna entrada de aire, y además fotos de la pequeña acostada en una cama con planchas de concreto sobre su cuerpo.

La acusada se encuentra en la cárcel TGK. Enfrenta 2 cargos por abuso infantil, y se le impuso un fianza de 7500 dólares por cada cargo. De pagar la fianza, deberá guardar arresto domiciliario, y se le ordenó que no debe acercarse a su hija.