Una madre cubana varada en Lituania pide ayuda desesperada para hija y ella.


Geisy y su hija Camila se encuentran en un campamento para refugiados vigilado con guardias de seguridad armados.

A la mujer le fue negado el asilo, pero no la han deportado y no tiene los medios para regresar a Cuba.

Madre e hija salieron desde Jatibonico, Sancti Spiritus tratando de llegar a Alemania con la esperanza de tener una vida mejor. Llegaron a Rusia en 2014, dos años y medio después cruzaron a Belarus y luego a Luitania, pero al llegar hasta Polonia las regresaron a Lituania.


“En Polonia nos trataron mal. Nos engañaron. Nos hicieron firmar documentos que no estaban en español y por eso nos devolvieron a Luitania”, dijo la mujer entre lágrimas y desesperada.