Ruth hija de pastores evangélicos cubanos, y su abuela (Imagen tomada de Diario de Cuba)

Madre cubana sigue en prisión esta Navidad por negarse a llevar a sus hijos a escuelas estatales, a Adya Expósito le ha sido negada la libertad condicional por el Tribunal Popular de la ciudad de Guantánamo, porque junto a su esposo el pastor evangélico Ramón Rigal, impartía clases a sus hijos Joel y Ruth, en el hogar (homeschooling), reporta Diario de Cuba.

Expósito y Rigal recurrieron a educar a sus hijos en la casa, porque los niños sufrían bullying en la escuela estatal, Ruth su hija fue víctima de agresiones físicas por sus creencias religiosas.


El Tribunal debió darle la libertad condicional desde octubre, pero las autoridades se negaron.

La abuela de Ruth, y madre de Ramón Rigal, Niuris González dijo que tuvo que contratar a un abogado para que la petición fuese legal.

La adolescente se ha reinsertado en una escuela secundaria básica, luego de exámenes de «nivelación», que pudo aprobar sin dificultades, la niña lamenta nuevamente tenga que pasar un fin de año sin sus padres.

Ruth dijo que ya terminó el semestre en la escuela, y le fue bien en matemática porque aprendió con la metodología del colegio guatemalteco Hebrón, especializado en educación a distancia en el hogar.


El jueves 26 de diciembre la niña podrá visitar a su padre en la cárcel, pero la visita será breve, de solo cinco minutos, ya le advirtieron las autoridades.

El pastor denunció medidas carcelarias más severas en su contra meses atrás; Rigal llegó a unir a varias familias disgustadas con el adoctrinamiento ideológico castrista en las escuelas cubanas.

El Partido Comunista de Cuba (PCC) se encarga de aprobar los planes de estudios, con los que luego enseñan los maestros en las escuelas.