Una joven madre cubana residente en Miami contó cómo fue que vivió el paso del tornado por Regla en donde se encontraba visitando a su familia.


Manuela Sargent dijo a las cámaras de AmericaTeve que pensó que esa sería su última noche con vida. Ella se encontraba en Regla en casa de su mamá, donde también vive su hermana quien está embarazada y su cuñado.

«Por mucho que uno le quiera explicar a las personas, tiene que vivirlo para sentirlo, el miedo, el temor, el pánico que se vive en ese momento», dijo.

Manuela regresó a Miami poco después con la tristeza de que sus familiares lo perdieron todo y hoy viven alojados en la casa de amistades, mientras a su hermana le queda poco tiempo para dar a luz a su primer hijo.

Ella trabaja en un restaurante en Miami en donde trabajará horas extras ya que sabe que ahora es la única que puede ayudar a su familia a salir adelante.


Pero también abrió la cuenta Tornado Disaster in cuba en el sitio digital gofundme.com para quienes quieran apoyar económicamente su empeño para que su madre y su hermana embarazada tengan nuevamente un techo propio en la isla.

El mensaje en la cuenta de gofundme dice así: «En la noche del domingo cuando llegó el tornado a Regla, Cuba; justo a las 8:15 de la noche yo estaba en casa de mi madre con mi hijita de 2 años la cual estaba visitando pues al día siguiente lunes 28 de enero mi madre cumplía sus 48 años. Estábamos justo en la sala cuando sucedió, solo nos dio tiempo a cerrar la puerta y tirarnos al piso rezando para que aquella bestia de la naturaleza impredecible no terminara con nuestras vidas. La presión y la potencia del tornado que alcanzaba unas 7 cuadras nos conjestionò los oídos como si estuvieras en un avión mi bebe lloraba y mi hermana embarazada solo daba gritos «que es esto que es lo que pasa? La casa tembló y de repente todo calmado salimos y se había llevado el techo de la casa una pared se reventó y las tejas estaban encima de nosotros , con mucho desaliento tuve que regresar a Florida pues dejaba a mi mama y mi hermana embarazada desamparada totalmente y en casa de un vecino pero agradeciendo a dios y a la vida que todos sobrevivimos. Solo espero que puedan ayudarme para poder comprarle una casa a mi madre y que ese bebé venga al mundo con muchas bendiciones.Desesperadamente por favor ayudenme.   Manuela Sargent «.