Luis Manuel Otero Alcántara y Anamelys Ramos del MSI detenidos todavía, ambos se mantienen en huelga de hambre/Imágenes tomadas de redes sociales

Reportes en las redes sociales indican que bien temprano en la mañana de este viernes 27 de noviembre, la policía política volvió a detener a Luis Manuel Otero Alcántara y a la profesora Anamelys Ramos González, miembros del Movimiento San Isidro que aún se encuentran en huelga de hambre.


Hace algunas horas, en la madrugada, antes de la detención Ramos González escribía:

«Sigo en la puerta de mi casa, como Luis en la puerta de Katy. Recuerdo tu serie de puertas Luis. Es así: #unpaísenlapuertaMientras tanto, la sede del Movimiento San Isidro intervenida. Seguimos sin comer».

Poco después se veía la patrulla que la detuvo, de acuerdo a un vídeo colgado por Maykel Castillo (Osorbo) en sus redes sociales.

Luis Manuel Otero Alcántara se negaba a ser dejado en cualquier casa, porque su hogar es la sede del Movimiento San Isidro, y ahí la Seguridad del Estado no lo deja entrar, explicó Ramos González antes de ser detenida.


El muchacho débil, tras más de siete días en huelga de hambre, y una de sed que ya depuso hace 48 horas, «dando vueltas por toda La Habana, porque a donde lo tienen que llevar es a su casa, y no lo llevan», añadía Anamelys.

«Yo quiero insistir en la cosa horrible que ha sucedido hoy, ellos entraron a la fuerza disfrazados de médicos y nos sacaron a la fuerza de la casa. Nosotros no estábamos, haciendo nada ilegal allí adentro, y ellos aún así nos sacaron ilegalmente de allí. No tiene justificación lo que han hecho, no tiene justificación que nuestras cosas estén todavía en la sede del Movimiento San Isidro…», sentenció.

No obstante, las redes se han desbordado en apoyo al Movimiento, que ha logrado hacer historia en pocos días, un usuario llamado Manuel escribía sobre Anamelys Ramos González, quien también está en huelga de hambre y ahora presa.

«Ahí está, la que hoy la dictadura llama de mercenaria, contrarevolucionaria, de pagada por la mafia. Ellos pueden decir eso pero yo veo una mujer increíblemente dulce, valiente, humana, amante de la libertad, justa y por encima de todo con un amor inmensamente grande por su patria y sus amigos. Eres grande Anamely Ramos González».

Ahí está, la que hoy la dictadura llama de mercenaria, contrarevolucionaria, de pagada por la mafia. Ellos pueden decir…

Publicada por Manuel Valdes en Viernes, 27 de noviembre de 2020

Anamelys era docente en el Instituto Superior de Arte (ISA), conocida como la universidad de las artes en Cuba.