El presidente del Gobierno español Pedro Sánchez aseguró que en su visita oficial a Cuba defenderá los derechos humanos, y alegó que no iría «solo como un vendedor».

Sánchez viajará a La Habana entre el 22 y 23 de noviembre próximo. Este miércoles en un extenso debate de más de cinco horas, el presidente de la formación política Ciudadanos, Albert Rivera le ha preguntado en dos ocasiones si piensa reunirse con la oposición cuando viaje a la Isla, interrogante que el socialista ha esquivado.

Primeramente el presidente español alegó que no sólo él visitará Cuba, sino que, por ejemplo, también lo hicieron anteriormente el ex presidente de EEUU, Barack Obama, y varios Papas, desde Juan Pablo II a Francisco.

Rivera le exigió a Sánchez que «escuche a los disidentes cubanos», y le preguntó: «¿Va a defender los derechos humanos a Cuba, sí o no?».


A lo que el mandatario respondió: «sí, estamos de acuerdo. Ya no voy sólo como un vendedor».

Por otra parte, un alto funcionario estadounidense, que pidió no ser identificado en un encuentro con los medios, comentó: «a cualquier país que le interese la democracia debería pedir y presionar al Gobierno cubano que se democratice» en alusión a la presión que debería ejercer Sánchez al régimen de La Habana con su visita.

«Cualquier Gobierno que, por la razón que sea, quiera mantener una hipocresía sobre (el papel que) Cuba» tiene en Venezuela, por lo menos debería «pedirle al Gobierno cubano que no intervenga más en las acciones del Gobierno de Venezuela», añadió.

(Con información de Diario de Cuba)