A 23 días del accidente ocurrido en las Parrandas de Remedios en diciembre pasado, el criterio médico advierte que los heridos aún no están exentos de riesgos, reporta el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, diario Granma.


La mayoría de los pacientes que se encuentran ingresados en los hospitales Arnaldo Milián Castro y el infantil José Luis Miranda de Santa Clara, luego de sufrir quemaduras en los festejos tradicionales, evolucionan de manera favorable, teniendo en cuenta su estado de gravedad.

Dos de los seis menores internados en el pediátrico de Santa Clara, están evaluados como muy graves, y los otros cuatro de cuidado, según dijo la jefa de la Sala de Quemados del centro de salud, Jacqueline González Díaz.

Asimismo detalló que la zona afectada ha disminuido en comparación al momento en que llegaron al centro, cuando tenían quemaduras que cubrían entre un 55% y un 22% de sus cuerpos.

Los menores procedentes de Remedios, Artemisa y la capital cubana, cuyas edades oscilan entre los 11 y los 15 años, comenzaron ya el tratamiento quirúrgico.


Los pacientes Ariel Muñoz Rojas y Luis Miguel Sáez Morales, que se encuentran hospitalizados en el Milián Castro, están evaluados como críticos extremos; Lázaro Ángel Méndez González, de crítico, mientras César Rivero, Suniel Sánchez, Humberto Rodríguez y Julio del Río están calificados como muy graves; en tanto Jorge Andrés Ariosa está de cuidado, reportó el oficial Granma.

Las fiestas populares conocidas como Las Parrandas de Remedios, datan del año 1820 para más tarde extenderse a 17 pueblos y ciudades de Cuba; en la celebración cultural nunca falta la música, la danza, el diseño de las carrozas, y los fuegos artificiales.

(Con información de Diario de Cuba)

.