Los votantes decidieron el martes no recortar las ventas de alcohol para locales al aire libre a lo largo de Ocean Drive.

Una medida, les pedía a los votantes que redujeran las ventas de alcohol a lo largo del tramo popular de South Beach de 5 a.m. a 2 a.m.

Los defensores de la medida afirmaron que ayudaría a frenar la actividad delictiva en el área, pero empresas como Mango’s, Wet Willies, The Clevelander y otros establecimientos de Ocean Drive se opusieron.

Los dueños de negocios colocaron letreros fuera de sus establecimientos, instando a los residentes a votar “no” a la medida.


El alcalde, Philip Levine dijo en un comunicado: “Esta noche, los residentes han hablado, y aunque la medida no fue aprobada, se les dio la oportunidad de participar activamente en el proceso de toma de decisiones”.

“Agradezco a mis colegas por darle a los votantes la oportunidad de influir, ya que creo que el trabajo para mantener la seguridad de Ocean Drive continúa mientras la nueva comisión asume el cargo”, comentó Levine.

“Mi compromiso desde el primer día se centró en dar voz a los residentes, y a través de este referéndum, lo hicimos”, concluyó el alcalde.

(Con información de Local10.com)