El XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que tiene lugar por estos días en Sochi, ciudad rusa, acoge a 20.000 jóvenes procedentes de 150 países.


Sin embargo, los jóvenes cubanos no saben quiénes los representan en esta emblemática cita de la juventud izquierdista y que tanto ha promocionado el régimen castrista.

Los estudiantes cubanos han sido entrevistados por un equipo de reporteros de Prensa Libre para Martí Noticias.

El periodista pregunta a los estudiantes universitarios si saben dónde se desarrolla este Festival y quiénes son sus representantes.

Un universitario declara: “Verdaderamente nunca he oído hablar de eso, ya llevo cinco años en la universidad, y hasta ahora no lo he escuchado mencionar”.

Otra joven opina: “Teníamos la leve noción que son los estudiantes que iban a viajar a representar al país, no sé muy bien”, argumenta con desconocimiento.


Otras dos estudiantes dicen: “Creemos que es en Rusia, pero no sabemos más nada”.

“En la escuela realmente a nosotros no nos informan mucho de eso, tiene que ser que nosotros nos preocupemos”, comentan otros a Prensa Libre.

Desde 1947 se celebra este Festival organizado por la Federación Mundial de la Juventud Democrática en conjunto con la Unión Internacional de Estudiantes con el objetivo de promover un debate político.

Normalmente ha contado con la participación de movimientos de izquierda y de carácter antiimperialista.

Los jóvenes cubanos se quejan de la exclusión en la que los mantienen para que no se impliquen y no puedan verdaderamente en este tipo de eventos hacer valer sus ideas.

“Hay elecciones, sabemos quiénes fueron al congreso y todas esas cosas, pero porque lo vemos en la televisión, no porque a nosotros nos hayan ido a preguntar”, denuncia una estudiante.

“Si no conozco a los delegados, no puedo decir si estoy bien representado o no”, declara otro universitario.

Que en la ciudad rusa de Sochi se abra un verdadero debate representativo de la realidad cruda que vive Cuba y la comunidad internacional es algo difícil, y si se debate políticamente será una discusión cerrada, elitista y solo desde el punto de vista izquierdista, no se permitirán otros planteamientos ni otras posturas políticas.

“Siempre he visto que son personas mayores de treinta años, en la universidad no he conocido a nadie que haya ido al Festival de la Juventud”, argumenta otro joven.

El régimen cubano no genera espacios participativos y coherentes para ellos, tampoco toma en cuenta realmente sus intereses y no existe quien los represente, porque quien asiste a este Festival representa las ideas del gobierno cubano, no de la juventud cubana. Un ejemplo claro es la participación del joven Elián González, cuando es bien sabido que González fue motivo de disputa con Estados Unidos hace ya más de 15 años, y luego de que regresara a la Isla goza de privilegios que los jóvenes cubanos comunes no pueden ni soñar.

A Elián lo compraron mediante prebendas, lo adoctrinaron para que ahora vaya a cualquier tribuna y pronuncie las palabras “adecuadas” las “elegidas” por el régimen, pero lo que piensa la mayoría de los jóvenes cubanos se oculta.

(Con información de Martí Noticias)