Ante el inminente proceso de unificación monetaria, cubanos consultados por Martí Noticias, dijeron que ni el CUC ni el peso cubano, les genera confianza a la mayoría.


Periodistas independientes entrevistados, acotaron que están ahorrando en dólares, en momentos en que el régimen ha dicho que la postergada unificación monetaria es una de sus prioridades para este año.

La unificación monetaria y cambiaria es el mayor desafío macroeconómico que enfrenta Cuba, y es un tema no resuelto, pendiente desde 2013, cuando el Gobierno cubano puso en marcha un cronograma de 18 meses para llegar al “día cero” que marcaría el fin del proceso.

Desde 1993 en la Isla comunista circulan dos monedas, el CUC data de esa fecha, y en la actualidad vale 25 veces más que el peso cubano, con el que el régimen paga a los nacionales.

Sin embargo, el CUC es la moneda, con la que los cubanos pueden acceder a la mayoría de los artículos de primera necesidad, que se encuentran en las tiendas recaudadoras de divisas.


En Cuba llegaron incluso a circular tres monedas, el peso cubano, el dólar y el CUC, el dólar fue eliminado hace casi quince años, quedándose en circulación la moneda nacional (CUP) y el peso convertible (CUC).

La dualidad monetaria y cambiaria distorsiona la contabilidad fiscal y maniata la productividad, sostienen algunos expertos dentro de la Isla.
Los antillanos indecisos, temen guardar sus pocos ahorros en peso convertible o en moneda nacional, por lo que los que tienen el privilegio de ahorrar, dicen algunos periodistas consultados por Martí Noticias, prefieren el dólar.

Un habanero comenta: “Conozco de varios puntos particulares que están comprando dólares americanos. Eso me ha llamado mucho la atención (…) ciudadanos tratando de adquirir dólares”.

Guillermo del Sol, de Villa Clara, dice: “Francamente aquí la gente no cree en este gobierno para estas cuestiones porque esto se está anunciando desde que Raúl llegó al poder y realmente de todas las promesas de Raúl no se ha cumplido ninguna”.

“La mayoría de los cubanos, como no confían en los bancos, el dinero lo tienen en las casas. Están tratando de convertir el billete nuevamente en dólares. Tienen miedo que desaparezca de pronto el CUC”, expresó el entrevistado.

Según el villaclareño a quien perjudica este asunto es a “los nuevos ricos”.

Dado que la mayoría de la población vive en la miseria, con los precarios salarios que paga el gobierno, que si bien no da para sobrevivir durante el mes, menos daría para guardar.

De Sancti Spíritus, Harold Viscaíno confiesa: “Los que están guardando en dólares son las personas de mayor poder adquisitivo”.

“El problema es que aquí no tenemos tiempo para guardar nada porque la vida es muy dura y el trabajador tiene que arreglárselas, inventar”, dice Roberto Blanco de Pinar del Río.

(Con información de Martí Noticias)