49787-fotografia-g


Los consumidores en Cuba se quejan de la mala calidad de los alimentos que se comercializan, tanto por vendedores por cuenta propia como por tiendas estatales.

Muchos de estos productos son dañinos para la salud y no cumplen con las medidas de higiene necesarias.