Los latinoamericanos que más están invirtiendo en franquicias en Estados Unidos, según un informe divulgado este domingo por la consultora PFS Realty, son los colombianos y venezolanos.


La consultora explica que del total de negocios que ha asesorado en EE.UU. en los últimos tres años, el 70 % corresponde a colombianos y venezolanos, seguidos de los mexicanos, brasileños, peruanos, ecuatorianos y centroamericanos.

El presidente de la firma, Gustavo Galvez, señaló en un comunicado que uno de los factores que más llama la atención a los inversionistas de la región es el tipo de visado que pueden obtener para iniciar un negocio en Estados Unidos.

“Con una inversión de 100,000 a 200,000 dólares pueden negociar una franquicia en Estados Unidos y dar un paso definitivo a la obtención de la visa E-2, correspondiente a inversionistas de algunas nacionalidades que cuentan con un tratado especial con el Gobierno de los Estados Unidos”, aseguró Galvez.

Nueve de cada 10 latinos pueden tener una franquicia exitosa en la nación norteamericana “por lo menos los primeros cinco años, que en realidad son los más difíciles en todo tipo de negocio”, detalló la consultora.

De acuerdo con cifras de la Asociación Internacional de Franquicias (IFA) citadas por PFS, las franquicias que tienen mayor demanda en Estados Unidos son las de restaurantes, servicios, retail y las sociedades de inversión en activos inmobiliarios.


El presidente de PFS, que asesora a los latinoamericanos en oportunidades de negocio en EE.UU., estimó que el monto de la inversión es de unos $150,000, lo que incluye el derecho de franquicia, el montaje y el capital de trabajo.