La Iglesia Rescate, en Hialeah, reconoce que están saturados  de inmigrantes cubanos, nicaragüenses y venezolanos recién llegados al sur de Florida, tras brindarles ayuda, ya cuentan con una lista de espera.

Debido a la gran cantidad de peticiones de ayuda, la Iglesia Rescate exhorta a sus homólogos y otras instituciones a brindar su solidaridad y apoyo a la comunidad de inmigrantes recién llegados al sur de Florida.


“En estos momentos la iglesia no da abasto para recibir a más migrantes. Tenemos cuatro aulas fuera de lo que es el templo principal y esas son las que estamos utilizando. Hubo hasta que ponerse creativo y crear facilidades temporales para que se duchen”, dijo a América Noticias el pastor David Monduy.

Agrega el pastor que:

“En cuatro aulas no podemos poner a más de tres o cuatro personas por aula. Estamos llenos y tenemos una lista de espera grande de personas que han venido para pedir ayuda, que hemos entrevistado, que queremos ayudar, pero tenemos que esperar a que salgan unos para que entren otros”

Voluntarios en la comentada iglesia evangélica, que se encuentra en 951 E. 4th Ave., ayudan durante una intensa jornada cada día a clasificar ropas y juguetes donados por vecinos de Hialeah para los migrantes.

«Algunas personas están ayudando a reubicar a estas personas dándoles mejores oportunidades. Yo creo que el llamado ahora sería a otras instituciones, del gobierno o privadas, a quienes tengan un espacio. Creo que eso sería un lindo gesto”, concluyó el pastor.


El pastor exhorta a la voluntad de las personas a brindar solidaridad y apoyo para los migrantes recién llegados  a la Florida, en muchos casos no tienen familiar que los ampare y puedan tener un mejor futuro y seguir adelante.