Crucero entrando al puerto de La Habana (foto de pixabay)

La línea de cruceros Carnival le está pidiendo a un tribunal de los Estados Unidos que desestime las demandas que afirman que la compañía se benefició de propiedades confiscadas por la dictadura en Cuba reportó la agencia Reuters.


Dos ciudadanos estadounidenses que dicen tener títulos de los puertos de La Habana y Santiago de Cuba que fueron nacionalizados por Cuba después de la llegada de Castro al poder presentaron demandas contra Carnival en una corte Federal en mayo.

Cuba intentó tranquilizar a los inversionistas extranjeros en un evento en La Habana el viernes, diciendo que solo se habían presentado cuatro demandas hasta ahora, a pesar de que Estados Unidos dijo que podría haber cientos de miles. La Unión Europea y Canadá han dicho que usarán leyes de bloqueo para proteger a sus empresas.

La administración Trump dejo que entrará en vigor el Título III de la Ley Helms Burton que permite demandar a compañías extranjeras que utilicen propiedades expropiadas por la dictadura cubana desde 1959.