Las autoridades de Emigración cubana negaron hoy martes a Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, la posibilidad de viajar a Estados Unidos para reunirse con el relator especial de la ONU David Kaye.

«A las 9:30 de la mañana debía viajar en un vuelo a Miami para luego ir a California. Un trabajador de Emigración, orientado por el departamento de la Seguridad del Estado, me informó que no puedo viajar porque ‘debo algo’. Realmente no debo nada. Ellos dicen de una supuesta multa, de 1.500 pesos moneda nacional, por arrojar papeles (octavillas) al piso en septiembre. No procede porque cuando se arroja de vedad un papel o una lata al piso lo que pueden poner es una multa de cinco a 10 pesos nacionales. Por lo tanto, esa cantidad no procede y tienen que invalidar esa multa, pero no lo quieren hacer y (…) no me permiten salir (del país)» sentenció Berta.

«Ya he hecho llegar el informe de lo que iba a hablar y de lo que iba a entregar. Una vez más se les demuestra a la ONU y al mundo entero que en Cuba hay una dictadura que no permite y trata de ‘regular’ a los activistas de derechos humanos para que no puedan salir del país y poder decir la verdad y lo que está pasando dentro de Cuba. Pero no importa, desde Cuba yo informo y digo qué está pasando», Explicó.

«Las Damas de Blanco continuaremos. Yo pasé 24 horas en calabozo en la unidad de policía de Alamar (este domingo). Llevo seis meses que tratan de castigarme 24 horas por gusto. Esto no va a amedrentar a las Damas de Blanco. Vamos a continuar. A Berta Soler esto la pone más fuerte. Estoy cada día más fuerte que nunca»,concluyó.