Leopoldo López, quien hizo estancia hoy en la embajada chilena en Caracas se ha movido a la embajada española en compañía de su esposa.

En su cuenta de twitter el ministro de relaciones exteriores chileno, Roberto Ampuero, escribió que se trataba de una «decisión personal» luego de considerar que en la embajada ya habían huéspedes.


López y su esposa, llegaron hoy a la embajada chilena con una de sus hijas de 15 meses. Allí fueron acogidos en calidad de huéspedes y permanecieron por varias horas antes de decidir irse a la embajada española.

Con anterioridad, López, que cumplía una pena de casi 14 años de prisión en régimen de arresto domiciliario, fue liberado por militares con un “indulto presidencial” de Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de cincuenta países.