Por espacio de tres meses le fueron suspendidas las llamadas al artista Maikel Osorbo que se encuentra preso en la prisión 5 y medio en Pinar del Río.


Publica en Facebook, Anamely Ramos, curadora de arte y activista del Movimiento de San Isidro que le retiraron el derecho a realizar llamadas en la prisión 5 y medio en Pinar del Río al cantante rapero, prisionero político Maykel Osorbo que además es uno de los intérpretes del tema musical “Patria y Vida”:

«Ayer 25 de noviembre fue visitado por su abogada en la cárcel del 5 y medio en Pinar del Río. De esta forma confirmamos que está todavía allí. Lo que sucedió es que a Maykel lo castigaron un mes sin poder llamar por lo audios que ha estado mandado a la gente. Los manda por la vía de Carolina Barrero por lo que hay una intención manifiesta de cortar también los vínculos».

«La voz de Maykel es insoportable para el poder, incluso estando su cuerpo preso», dijo la curadora de arte Anamely manifestando además que con ese castigo solo ponen al descubierto el miedo y lo poco que les queda como autoridad.

Anamely que en estos momentos se encuentra en Estados Unidos ahondó más sobre los hechos:

«Cuando llamaron a Maykel para que firmara la medida disciplinar, puso Patria y Vida debajo de su nombre, por lo que el castigo aumentó de un mes a tres meses. También una oración de tres palabras les resulta insoportable. Tres palabras tienen el poder de dejar sin recursos, más allá de la violencia, a un Estado completo. Tres palabras: cada una un mes de incomunicación para Maykel Osorbo. Dan pena».


Debido a su mal estado de salud, Anamely censura la medida disciplinaria tomada por el régimen hacia Maykel por encontrarse éste preso en una provincia que no es donde reside él y sus familiares, siendo la vía telefónica la única forma para mantener comunicación más frecuente y conocer de su salud en prisión:

«Maykel está preso injustamente y ENFERMO. En estas condiciones, incomunicarlo es doblemente grave. ¿Cómo sabremos de su estado de salud ahora? Hacer esto deja a Maykel solo en sus manos, supuestamente. Seguro que quieren hacer eso?»

«El reglamento de prisiones es una vergüenza para el Siglo XXI. Viola las Leyes Mandela y es despreciativo de la dignidad humana y la Vida. Martí escribiría de nuevo El presidio político en Cuba, si lo leyera. Por Maykel Osorbo y por muchas otras atrocidades que están viviendo nuestros presos, volveremos sobre esto muy pronto»