El 24 de julio la Gaceta Oficial publicó las nuevas regulaciones sobre la permuta, compraventa y construcción de viviendas en zonas turísticas, entre las que denominan “zonas de alta significación” para el turismo se encuentran La Habana Vieja, Centro Habana, La Habana del Este y Varadero.

A juicio de cuentapropistas entrevistados por Radio Martí las nuevas restricciones sobre la compraventa de viviendas en zonas de alta demanda para el turismo aumentan el control de los militares en este sector y la sociedad cubana en general.

Pedro Acosta, propietario de la paladar Doña Ceci, localizada en el Casino Deportivo, explicó: “esta sigue siendo una república de generales con algunos doctores que se cuelan, y entonces la idea es tener el control de todo aquello que les interese para, en un momento determinado, poder ellos acceder y decir sí o no”.

Según el cuentapropista estas medidas, implicarían hasta la “confiscación de casas” en casos de ser violados, llevan a “un mayor control (…) de los militares dentro de la sociedad cubana”.


El interés del régimen es tener el control absoluto del turismo, opinó Rebeca Monzón, quien renta una habitación de su casa a extranjeros.

“Ellos quieren controlarlo todo, quieren que el turismo vaya más para el Estado que para los particulares”, comentó.

Otra cuestión es que a partir de ahora, el delegado del Ministerio del Turismo de cada territorio será el encargado de autorizar cualquier tipo de trámite habitacional en esos municipios.

“Están construyendo en terrenos que me imagino para nada han contado con sus antiguos propietarios, en terrenos que tienen dueños, pero los dueños no están aquí (en Cuba)”, acotó la entrevistada.

En caso de permuta, donación y compraventa de inmuebles, la ciudadanía deberá presentar la solicitud de autorización a la Dirección Municipal de la Vivienda, de acuerdo a la nueva resolución.

En otras zonas del país, el trámite se realiza de manera inmediata ante notario.

Para acciones de rehabilitación, unificación, división, ampliación o remodelación deberá tramitarse la solicitud de licencia con la Dirección Municipal de Planificación Física, sin embargo el Ministerio del Turismo tendrá la última palabra sobre el caso.

(Con información de Martí Noticias)