Alexis Leyva Machado, Kcho, artista plástico protegido del difunto dictador Fidel Castro, fue trasladado desde la casa donde recibía tratamiento para desintoxicarse de la adicción a las drogas a un centro de instrucción para procesarlo por estar vinculado a varios delitos.

El fiscal designado para el caso de la figura emblemática del oficialismo cultural, se encuentra esperando la decisión del general Raúl Castro Ruz para decretar el sobreseimiento o la conclusión del proceso, con el objetivo de presentar al inculpado ante los tribunales.

Una fuente cercana al proceso declaró a Martí Noticias: “Por años nos vendieron a Kcho como un ciudadano ejemplar y un diputado combativo, aun cuando varias acusaciones que pesaban en su contra describían lo contrario. La diferencia es que ahora perdió su condición de diputado a la Asamblea Nacional, y con ello desapareció su fuero parlamentario”.

La prerrogativa que se aplica en Derecho Penal, como fuero parlamentario complica el sometimiento legal a ciertas personas a tribunales específicos.


Kcho no aparece en la lista de 605 candidatos a la Asamblea Nacional, cuya próxima legislatura tendrá comienzo el 19 de abril próximo.

El artista aparece implicado en acusaciones como morosidad, insolvencia punible, incumplimiento de pago, abuso de autoridad y tráfico de influencias, dado que no pagó su deuda con el Ministerio de Comunicaciones, amparado y utilizando para beneficio personal su condición en el Parlamento, o su reconocida amistad con el fallecido Fidel Castro.

La Fiscalía descarta el tráfico de drogas porque no posee evidencias de venta, aunque sí de distribución y tenencia ilícita de este tipo de sustancias, reveló la fuente.

Las autoridades hallaron mensajes que salieron de los teléfonos celulares de Kcho, en los cuales se induce de manera explícita a jóvenes, incluso menores de edad a que ejerzan la prostitución por dinero.

Según una fuente judicial consultada por Martí Noticias, “en ese caso, entonces calificarían los delitos de ultraje sexual, proxenetismo y corrupción de menores”.

No obstante en el expediente, el tribunal pudiese optar por el sobreseimiento, lo que significa que el proceso penal puede ser suspendido, porque o bien el resultado del mismo podría alcanzar implicaciones indeseadas; o la investigación puede arrojar ausencia de delitos, entre otros pormenores.

“Si permiten aplicar la ley, en el mejor de los casos, debido a su dipsomanía y narcomanía, la ley podría considerar el Estado Peligroso, recogido en el Código Penal para sancionar una conducta antisocial de quienes quebrantan habitualmente las reglas de convivencia social mediante actos de violencia u otros hechos de provocación”, detalló el jurista.

“Pero en este episodio, la alta dirección del país ha decidido convertir a las autoridades jurídicas en un bufete privado”, comentó bajo anonimato la fuente.

El artista de 47 años, fue internado en el Centro de Salud Mental (CENSAM), luego de enfrentar serios problemas de adicción a sustancias ilícitas.

En este centro se han encontrado en rehabilitación personalidades como el ex futbolista argentino Diego Armando Maradona, por la misma causa, adicción a las drogas, entre otras prominentes figuras del castrismo, como el ex canciller cubano Felipe Pérez Roque por otras afecciones de salud.

(Con información de Martí Noticias)