Días después de que un ladrón enmascarado robara dos de sus caballos, un hombre del noroeste de Miami-Dade pide ayuda a la comunidad para que los animales regresen sanos y salvos.

Marlon Fernández siente una amplia gama de emociones después de que, según dijo, el perpetrador robó Diesel y Shotgun, los caballos que ha poseído durante 13 años.

«Estás desconsolado, estás enojado, estás frustrado», dijo.

Fernández dijo que sus caballos, de unos 15,000 dólares cada uno, fueron arrebatados de su establo cerca de la calle 154 del noroeste y la calle Okeechobee, alrededor de las 9:30 p.m., el jueves.


«Son como miembros de la familia», dijo Fernández.

El video de vigilancia capturó al ladrón mientras caminaba detrás de un remolque, con la cara cubierta por lo que parecía ser un pañuelo. Segundos después, se lo ve caminando de regreso.

Fue en ese momento que, dijo Fernández, el sujeto movió la cámara, bloqueando la vista del robo.

«Él caminará frente a la cámara, encubierto, obviamente», dijo Fernández. «Él saltará a otro remolque y empujará la cámara sobre el techo de otro remolque, donde aparentemente no se puede ver dónde salió con los caballos».

Temiendo lo peor, el dueño llamó inmediatamente a la policía, sabiendo el destino horrible que podría haber sucedido a Diesel y Shotgun.

«Se sabe comúnmente aquí que cuando un caballo es robado, son sacrificados, y luego se vende la carne», dijo. «Eso definitivamente es algo que no queremos que suceda».

Ahora, mientras la policía investiga, Fernández espera que el video de vigilancia rastree al ladrón y reúna a su familia.

«Galopamos con ellos … pero aparte de eso, son mascotas», dijo. «Nuestros hijos los montan, los miembros de la familia los montan. Van en los senderos con ellos «.

Si tiene información sobre este robo, por favor llame a Crime Stoppers de Miami-Dade al 305-471-TIPS.