La Universidad de Harvard al régimen: «Las vidas de los negros cubanos también importan»/Imagen tomada de redes sociales

A través de un comunicado emitido esta semana, tres prestigiosos centros de estudio de la Universidad de Harvard condenaron «la reciente represión» del régimen contra artistas y activistas cubanos dentro de la Isla, informa Diario de Cuba.

Según la nota, «los activistas, incluidos artistas visitantes de Harvard como Tania Bruguera, están siendo desacreditados en los medios estatales cubanos como ‘mercenarios’ o agentes de gobiernos y organizaciones extranjeras hostiles».


En el texto se refieren directamente al ensañamiento del régimen contra los miembros del Movimiento San Isidro (MSI), liderado por el artista Luis Manuel Otero Alcántara.

De acuerdo al documento, los llamamientos al diálogo por parte del MSI «se han enfrentado a una violenta represión estatal». Los firmantes del comunicado, las «unidades de investigación y docencia» hablaron del caso de Otero Alcántara en particular, quien «fue sacado por fuerzas policiales de su domicilio el 2 de mayo y estuvo detenido contra su voluntad, en un hospital de La Habana, sin acceso a familiares ni amigos, durante semanas».

Señalando que las fuerzas represivas de la dictadura «lo detuvieron sin el debido proceso».

Harvard recordó también que «Amnistía Internacional declaró a Otero Alcántara preso de conciencia y exigió su liberación inmediata e incondicional».


La alta casa de estudios indicó otros miembros del MSI, «muchos de ellos jóvenes afrodescendientes, incluidos artistas como los raperos Denis Solís González, Maykel Castillo ‘Osorbo’ y Eliecer Márquez Duany ‘El Funky’, quienes actualmente se encuentran presos o detenidos bajo dudosos cargos de ‘desacato’ o ‘desobediencia’ contra funcionarios públicos».

«San Isidro es un barrio pobre habitado mayoritariamente por afrodescendientes. La naturaleza, calidad e intensidad de la violencia estatal desatada contra sus residentes se asemeja a formas de violencia estatal racializada en otros países de América, incluido Estados Unidos, que también hemos denunciado enérgicamente desde nuestras plataformas. Las vidas de los negros cubanos también importan», puntualizan.

El documento concluye haciendo un «llamado respetuoso a las autoridades cubanas» con la intención de que «cesen su represión», y liberen de manera inmediata a los presos políticos, atendiendo el pedido del Movimiento San Isidro para «un diálogo nacional pacifico».

El Centro David Rockefeller de Estudios Latinoamericanos, el Centro Hutchins de Investigaciones Africanas y Afroamericanas y el Instituto de Investigaciones Afrolatinoamericanas de la Universidad de Harvard, fueron algunos de los firmantes del texto.