La prensa oficial guantanamera expresó su preocupación ante la crítica situación del transporte público en la provincia.


El diario digital Venceremos reconoció que la cantidad de ómnibus operacionales no dan a basto con la demanda, lo cual explica «la apretazón» típica y acostumbrada en los mismos. Intentar estimar cuantas personas caben dentro de un autobús cubano es un reto arriesgado que podría sorprender a muchos, o como bien dijo el diario local «la relación cantidad de personas-espacio físico desafía las matemáticas».

En la ciudad de Guantánamo con más de 200 mil habitantes la Unidad Empresarial de Base (UEB) de Transporte en el municipio (Ómnibus Urbanos), contabiliza 73 vehículos, que abarcan 10 rutas dentro de la demarcación y otras destinadas a comunidades periféricas como Paraguay, Cecilia, Maqueicito, Maquey, La Jabilla, Ullao, Boquerón, Cayamo y Hatibonico.

La mayoría de los itinerarios están cubiertos por guaguas Diana, las cuales pueden acomodar 44 pasajeros, 26 sentados y 18 de pie. Sin embargo, la realidad cubana esta muy lejos de esos números. Con lo cual las guaguas se desbordan de viajeros, las colas son interminables, y son comunes los robos y altercados entre los viajeros. No solo se agreden entre si, pero también ocurren daños a la propiedad reportó el medio.

Las agresiones al transporte público llega al vandalismo, afirma la especialista de Seguridad automotor Magdalena Rodríguez Zamora, quien ilustra a Venceremos sobre una multa impuesta a un infractor que rompió, en estado de embriaguez, el cristal de una ventanilla, mientras se han procesado a cuatro individuos por apedrear parabrisas de ómnibus, y hasta agrietarlo de un machetazo.


Más allá de actas, amonestaciones y, en contados casos, imposición de multas, no constan sanciones severas contra los infractores, o por lo menos no han sido comunicados a la Dirección de Ómnibus Urbanos, denunciante de los hechos.

Se estima que son 49 mil los pasajeros trasladados cada día –dijo Asiel Romero Aguilera, jefe de Operaciones de Ómnibus Urbanos- y son las rutas 5, 9, 2 y 6 las más “llenas”, pues conectan zonas de la ciudad con importantes servicios y gran cantidad poblacional.

No obstante, la percepción entre la población es que “el transporte no es suficiente”…, pues no trabaja el total de carros de manera simultánea, al tener mucho de ellos en reparación.