La politóloga guatemalteca Gloria Álvarez, quien ha alcanzado popularidad en los últimos años, por sus libros El engaño populista (2016) y Cómo hablar con un progre (2017), definió lo que en su opinión diferencia a los jóvenes cubanos del resto de los jóvenes iberoamericanos.

En una publicación en Facebook, la también periodista y presentadora de televisión, de ideas libertarias, mencionó dos características admirables de los cubanos: RESILIENCIA y ALEGRIA.

Álvarez de ascendencia cubana, dijo que los cubanos siempre tienen una actitud positiva pese a las adversidades, y que no buscan victimizarse, y echarle la culpa a otros, como si hace la juventud “quejumbrosa iberoamericana”.


“RESILIENCIA y ALEGRÍA: eso es lo que siempre le admiré a los cubanos 🇨🇺. Lo que veía en mis abuelos. Una actitud siempre positiva a pesar de las adversidades vividas. Jamás esa actitud de víctimas que en cambio siempre veo en otros países iberoamericanos de echarles la culpa a otros, de estarse quejando. El cubano, viviendo una realidad que la mayoría de socialistas caviar no soportaría, nunca deja la buena actitud. Y teniendo la misma e incluso peor pobreza y escasez que otros países de Centroamérica, su juventud no hace Maras para andar matando ni extorsionando a los demás.
Cuánto me gustaría que la juventud quejumbrosa Iberoamericana aprendiera lo que es vivir sin nada habiendo estudiado y dejar el papel de víctimas”, escribió en la red social Facebook junto a un vídeo que se ha hecho viral por estos días de la patineta de los niños cubanos, “la chivichana”.

Gloria Álvarez de 33 años, es escritora, politóloga, locutora de radio y periodista, nació en Guatemala, pero sus abuelos y su padre es cubano. Por lo que cuenta en sus vídeos conoció desde pequeña los desmanes de la historia de Cuba, desde la llegada al poder de Fidel Castro, cuando sus abuelos huyeron de la Isla.

Es una defensora de las ideas libertarias, y lucha incansablemente contra la ideología comunista en todo el hemisferio, defensora de la libertad de Cuba, Venezuela, Nicaragua, y los pueblos oprimidos por dictaduras totalitarias.