La policía de Tampa anunció en la noche del martes, que un empleado del restaurante de comida rápida, McDonald’s será acusado de los asesinatos en serie de cuatro personas en Seminole Heights.


Las autoridades, ayer martes en la tarde, recibieron la información de que Howell Emanuel Donaldson III entregó una pistola calibre 9 mm a su administrador en McDonald’s de Ybor City, pidiéndole que la guardara mientras él iba a un local de Amscot para solicitar un adelanto de su sueldo, reporta Tampa Bay Times.

Brian Dugan, el jefe de policía de Tampa afirmó en una rueda de prensa publicada en Facebook: “Vamos a acusar a Donaldson III, de 24 años, por cuatro cargos de asesinato en primer grado”.

Cuando el presunto asesino regresó al McDonald’s, las autoridades lo llevaron a la sede policial en donde los oficiales lo interrogaron sobre el arma de fuego.

El jefe de policía de Tampa no quiso revelar detalles del arresto, dijo que el departamento de Policía ha recibido aproximadamente 5.000 pistas desde que comenzaron los crímenes.


Otro empleado de ese restaurante de comida rápida, Gail Rogers confesó a Tampa Bay, que el empleado a quien la policía señala como asesino serial, laboró en McDonald’s, por sólo cuatro meses.

El 9 de octubre, con el fallecimiento a tiros de un joven de 22 años Benjamin Mitchell, comenzó la cadena de asesinatos.

Monica Hoffa, de 32 años, fue la segunda víctima, la tercera, Anthony Naiboa, un joven autista de 20 años; y el más reciente crimen ocurrió el 14 de noviembre, con la muerte de un hombre de 60 años, Ronald Felton.

El padre de Monica Hoffa, comentó al Tampa Bay Times: “Estoy nervioso, quiero que esto termine; es como montar una montaña rusa y uno siente que el estómago lo tiene en la boca. Pero estoy muy optimista. Ruego que este sea el final”.

“Es la forma en que las cosas avanzan, todo comienza a caer en su lugar. Pero hemos tenido esto antes y, desafortunadamente, no ha llevado a nada. Soy cauteloso porque hemos estado antes en esta misma situación. Estamos en el día 51. Han pasado dos semanas desde que Ronald Felton fue asesinado. Ha sido mucho tiempo para las familias y los policías, así que me muestro cauteloso, pero muy optimista. Va a ser una noche larga”, agregó.

Dugan dijo haberse sentido aliviado en la conferencia, de igual modo Bob Buckhorn, alcalde de Tampa.

“La bondad ha ganado hoy; en la batalla entre la oscuridad y la luz, la luz ha ganado. Esta noche es el comienzo de cuando se hará justicia”, exclamó el alcalde.

(Con información de El Nuevo Herald)