La NASA está desarrollando el nuevo avión supersónico Concorde 2 con algunas mejores con respecto al modelo anterior.


La nueva aeronave logrará reducir el ruido hasta los 65 decibelios (el mismo sonido producido por un auto circulando por una autopista) respecto a los 90 decibelios de su predecesor. Además, será capaz de volar a una altura de 55.000 pies, por encima de la altitud de crucero estándar de 30.000 pies.

El avión mantendrá su característica principal en la velocidad, siendo capaz de reducir a la mitad los viajes comerciales; por ejemplo, el tiempo de vuelo entre Nueva York y Londres será de 3 horas.

a agencia espacial pronto empezará a aceptar ofertas de diversas compañías de ingeniería para su construcción después de que la Administración de Trump haya incluido el proyecto en sus planes de presupuesto para el 2018. Se prevé que la aeronave realice su primera prueba en el año 2022.