El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro reiteró su compromiso de conceder asilo a los cubanos que quieran permanecer en territorio brasileño, durante una rueda de prensa el domingo.

Por su parte, Antônio Hamilton Mourão, vicepresidente electo de la nación suramericana, estimó el lunes que incluso la mitad de los médicos isleños que participan en el Programa Más Médicos podrían no retornar a Cuba, ya que les gusta la vida en Brasil, recoge Martí Noticias.

Mourão que concedió una entrevista con el diario Globo, expresó: «puede que esté hablando un poco a a la ligera, pero creo que la mitad no vuelve. Creo que les gusta nuestro estilo de vida».

El vicepresidente electo también dijo al medio de prensa citado, que la salida de los galenos a Cuba podría ser más lenta de lo anunciado, sin embargo el régimen de La Habana fijó como fecha límite para el regreso de los profesionales el 24 de diciembre próximo.


Según comunicó Mourão, al encontrarse los médicos cubanos en localidades distantes, la logística de su retirada es un tanto compleja, aseguró el general retirado del Ejército, que en unos días jurará su cargo como segundo de Bolsonaro.

«Ellos tuvieron apoyo de las Fuerzas Armadas, la Fuerza Aérea los transportó, el Ejército los transportó, los ubicamos en cuarteles por un determinado período. Están dispersos por todo Brasil. Son más de 8 mil. No es con un chasquido de los dedos que todos se van a desplazar al aeropuerto y embarcar», expuso.

Además Cuba tendrá que asumir los costos de logística y transporte de los médicos, adelantó esta semana Gilberto Occhi, ministro de Salud brasileño.

«Esa una decisión del gobierno cubano, no es una decisión brasileña, y por eso Brasil no asumirá ningún tipo de gasto en relación con el transporte y la logística de salida de los médicos cubanos», explicó el titular de Salud.

Al Gobierno cubano le corresponde entonces según Occhi, garantizar los pasajes de regreso a sus profesionales, puesto que la decisión de retirarse de Más Médicos, fue del régimen de la Isla.

El ministro informó que la salida de los médicos será «gradual», algunos ya están abandonando Brasil, mientras los que se encontraban de vacaciones en la Mayor de las Antillas, ya no regresarán.

La diputada electa Joice Hasselmann (PSL-SP), que participó en reuniones en la oficina de transición, puso sobre la mesa la cuestión de espías de La Habana infiltrados entre los médicos cubanos, y Mourão fue interrogado al respecto.

Joice Hasselmann, ex presentadora de Veja.com comentó: «hay algunas preguntas que hacer. Yo recibí algunas informaciones de que, de hecho, el gobierno cubano quiere retirar a personas estratégicas infiltradas en el Más Médicos, gente que trabaja con el espionaje y cosas afines».

No obstante negó ante la prensa que fuese información oficial del gobierno, y añadió que «son sólo informaciones que he recibido y no tienen que ver directamente con nuestro gobierno».

«Eso es posible. Cuando usted habla en lenguaje de inteligencia, usted tiene lo que es verdadero, lo probable y lo posible. Eso está en la línea de lo posible», opinó el vicepresidente electo sobre el tema.