La medida de Donald Trump, que prohíbe la entrada a viajeros de siete países de mayoría musulmana, (Irán, Siria, Irak, Somalia, Sudán, Yemen y Libia), podría afectar a estudiantes nuevos, profesores e investigadores, y a parte del actual estudiantado y personal, según Kenneth Furton rector de La Universidad Internacional de Florida (FIU).

Furton expresó, que pueden afectarse, el «personal y estudiantes actuales, estudiantes potenciales que han sido admitidos por FIU, personas con ofertas de empleo e investigadores que aún no están presentes en Estados Unidos».

«Los miembros de nuestra comunidad universitaria, que son de estos países, pueden querer posponer los viajes al extranjero hasta que haya claridad sobre cómo los nacionales de estos países serán admitidos o readmitidos»,explicó.

«Como pudieron haber visto durante el fin de semana, los viajeros de algunos de los países mencionados que son residentes de los Estados Unidos o que tenían visas tuvieron problemas para entrar en los Estados Unidos», añadió Furton.