Turismo en Cuba. Foto: Víctor López

Reporte oficiales publicados ayer miércoles dan cuenta de que la llegada de turistas extranjeros a Cuba se redujo un 23.6% en julio pasado, si se compara con datos del mismo período durante 2018, informa Diario de Cuba.


En junio, datos de la Oficina de Estadísticas ya habían mostrado una caída del 20% en el arribo de viajeros a la Isla, el mismo mes en que la Administración de Donald Trump prohibió la visita de cruceros a Cuba, bajo la nueva política que también obstaculiza que los estadounidenses puedan obtener una exención a la prohibición para viajar al país caribeño.

Las cifras confirman que las sanciones de Washington hacia Cuba han logrado revertir el auge en la llegada de turismo a la Isla, uno de los puntos fundamentales de la economía del país.

Por un lado las medidas restrictivas de EEUU afectan al sector turístico estatal, pero por otro golpean al incipiente sector privado cubano, entre ellos a quienes tienen paladares particulares, casas de renta, y a taxistas.

Aunque el régimen de La Habana tenía como meta recibir en la Isla a más de 5 millones de visitantes al cierre de 2019, reajustó sus pronósticos, y vaticinó visitarían Cuba 4.3 millones de turistas al finalizar el año, pero de ser así, si se compara con los 4.7 millones de viajeros que visitaron la Mayor de las Antillas en 2018, se deduce una caída de 8.5% en tan solo un año.


En lo que el Gobierno intenta estimular el turismo nacional en los hoteles, para paliar «la compleja situación comercial que presenta el destino debido a las nuevas medidas de Washington.

El turismo nacional ha crecido en un 15% en los hoteles, mientras se registra gran afluencia de vacacionistas en complejos del Campismo Popular, indicó el titular de Turismo cubano Manuel Marrero recientemente.

Sin embargo, la calidad que ofrecen los hoteles de la Isla a los nacionales, parece ir de mal en peor, ya que además de no ser nada barato hospedarse en una instalación turística para un cubano de a pie, las ofertas en los menús de restaurantes parecen bastante limitadas.

Hace pocos días llegaron imágenes de una gran fila de personas para entrar a la Mesa Buffet del Hotel Brisas del Caribe en Varadero, donde además solo ofertaban pollo.

Al buscar referencias del hotel en internet, Cuba en Miami encontró comentarios muy negativos acerca de Brisas del Caribe, usuarios quejándose de filtraciones en los techos, suciedad, piscinas sin funcionar, y mal servicio al turismo nacional.

Otra persona denunció le robaron en la habitación del complejo, y hubo quien habló de humedad en los baños y despotismo por parte de los trabajadores.

De acuerdo a Trip Advisor, con una oferta de Booking.com, una habitación para dos adultos cuesta 94 dólares la noche, y un paquete de 6 días y cinco noches, con todo incluido, aproximadamente 472 dólares.