Cruceros en Miami. Foto: Just dance / Shutterstock.com

La industria de cruceros ha abandonado las esperanzas de retomar sus operaciones este año.


Apenas días después de que Carnival y Norwegian extendieran la suspensión de los cruceros hasta fin de año, el grupo que representa a las líneas de cruceros con el 95% de la capacidad oceánica mundial dijo el martes que sus miembros acordaron extender la suspensión de las operaciones de navegación de EE. UU. por lo que resta del 2020.

El pasado 31 de octubre expiró la orden de No Navegar impuesta por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los EEUU. Tras la expiración, el CDC anunció una serie de medidas y pasos a seguir que preparían a la industria para retomar poco a poco a sus operaciones.

La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, que incluye a los gigantes de cruceros Princess, Carnival y Royal Caribbean, dijo que sus miembros han optado voluntariamente por mantener la suspensión actual de las operaciones de cruceros en los Estados Unidos hasta fin de año.

Los miembros «utilizarán el resto del año para prepararse para la implementación de medidas extensivas para abordar la seguridad de COVID-19» con la orientación de expertos en salud pública y los CDC, dijo la asociación.


Entre las nuevas medidas, hay un límite máximo de 7 días de navegación. Además se le deberá hacer la prueba a los pasajeros y a la tripulación al inicio y final de cada viaje.

También se deberá preparar un área de aislamiento o se deberán crear las condiciones para dejar en aislamiento a los pasajeros en tierra, de ser necesario.

Antes de que se les permita navegar, tendrán que realizar viajes simulados con voluntarios que se hagan pasar por pasajeros que se enferman, dijo el CDC.