La Guardia Costera de Estados Unidos rescato a nueve balseros cubanos que se encontraban a la deriva cerca de las aguas de Bahamas.


Los cubanos permanecieron varados durante al menos dos semanas en Cay Sal Blank y al ser rescatados fueron llevados a Bahamas.

Según un funcionario de inmigración, los migrantes habían dejado Villa Clara, Cuba, para los Estados Unidos el 28 de mayo en un buque rústico, pero tuvieron problemas con el motor y se vieron obligados a buscar refugio en un cayo.

El funcionario de inmigración Napthali Cooper informó que los migrantes -todos los hombres- fueron llevados al Departamento de Inmigración donde fueron procesados y examinados por un equipo médico de la Unidad de Vigilancia de Enfermedades de la Autoridad de Hospitales Públicos.

Mr Cooper dijo que los migrantes fueron trasladados a Nueva Providencia el lunes y que estarían detenidos en el Centro de Detención para esperar la repatriación.