La crisis de la educación en Cuba es cada día más profunda debido a la falta de maestros en todos los niveles de la enseñanza.

Según un reciente informe de la Oficina Nacional de Estadísticas, al menos 1 de cada 4 profesores universitarios en la Isla es un alumno ayudante.