Cigarrillos en Cuba

¿Se pondrá a 120 pesos la caja de cigarros como sucedió en los 90? La pregunta ha invadido a muchos en Cuba, sobre todo a los fumadores que en los últimos días han visto la disminución drástica de la venta de cigarros Criollos en casi todos los establecimientos estatales de comercio y gastronomía, así como en los centros particulares que venden la popular marca de cigarros cubana, famosa porque solo cuesta 10 pesos moneda nacional.


La escasez de productos e insumos en La Isla vuelve a ser noticia, y ante el rumor de que no habrá por buen tiempo cigarros Criollos, en la capital muchas personas han tomado sus propias medidas para aprovechar el momento y revender a 20 o 25 pesos la caja, a sabiendas de que los fumadores, desesperados por la dependencia a la nicotina, van a comprarla.

En un país donde para muchos el cigarro y el ron es incluso más prioritario que la propia alimentación, el problema de la falta de cigarros amenaza con convertirse en una especie de caos ante la adicción de los miles de fumadores que hoy existen en la Isla.

Atrasos y Falta de insumos…

¿Por qué se ha desaparecido la demandada marca de cigarros cubanos? La preocupación popular ha ido creciendo y al fin los directivos y responsables han tenido que ofrecer una explicación, la cual estuvo sujeta al viejo problema de “no hay insumos”.  


La Vega es el nombre de la única empresa cubana que produce este tipo de cigarros fuertes marca Criollo y también los suaves de la marca Aroma. Los directivos de la referida fábrica aseguraron que la planta de Holguín, que garantiza buena parte del abastecimiento nacional, sobre todo en la capital, está presentando problemas con el suministro de un insumo indispensable para poderlos producir.

Además se reporta un atraso en las fechas de entrega, pues la susodicha fábrica debió entregar más de 2 millones de los paquetes entre los meses de marzo, abril y junio, pero los planes no fueron cumplidos.

¿La solución?

Según los propios fumadores, Criollo no solo es la marca de cigarros fuerte más económica sino que es medianamente aceptable en cuanto a su calidad por encima de otras como Titanes o Populares.

Sin embargo, los directivos de La Vega han sido claros sobre una posible solución al problema: La alternativa dada a conocer fue surtir por el momento a la capital con cigarros de la marca Populares que serán transportados desde Villa Clara para intentar aliviar el déficit.

Según las declaraciones del especialista de gestión de la empresa La Vega, José Martínez Tavier, la planta de Holguín ya solucionó el problema y han sido entregadas más 60 000 paquetes (10 cajetillas cada paquete) a La Habana, pero hasta este minuto la escasez de cigarros Criollos sigue palpable y como resultado los revendedores continúan beneficiándose.

Vanessa Pérez, directora general de la Empresa Mayorista de Consumo Social de La Habana explicó que la producción en La Vega en el mes de agosto solo daba para cubrir la mitad de lo que se comercializa mensualmente en la capital, y que tendrá que repensarse la planificación hasta diciembre.

Esta ha sido la respuesta para el problema de la falta de cigarros Criollos, pero a la par otros productos, incluso de los llamados de primera necesidad ya están dando señales de problemas de abastecimiento. A la lista de los desaparecidos se han sumado la pasta dental y el jabón de baño (Lis y Nacar), así como el jabón de lavar.

Hace unos meses atrás les tocó el turno al aceite, el pollo, el detergente, ¿Cuál será el próximo en esta cadena que realmente parece un problema cíclico?