La empresaria y estrella de reality Kim Kardashian, y su esposo el rapero Kanye West, no están dispuestos a perder su millonaria mansión familiar en Calabasas, y contrataron a bomberos privados para que el fuego no arrasara su propiedad y la de sus vecinos en Hidden Hills, California, informa Infobae.

Los incendios forestales de grandes proporciones en California han destruido más de 45.000 hectáreas, y hay ciudades como Paradise, de 26.000 habitantes, que han quedado totalmente arrasadas.

Las órdenes de evacuación obligatorias se extendieron el domingo a la ciudad de Calabasas, donde viven muchos famosos, entre ellos las hermanas Kardashian; Kim y Kanye junto a la mediática familia tuvieron que evacuar el fin de semana.


La socialité estadounidense escribió en Twitter que las llamas golpearon su residencia valuada en USD 60 millones en Hidden Hills, en Calabasas, pero que los bomberos habían contenido el fuego.

La pareja millonaria contrató a una patrulla privada de bomberos para que protegieran su imponente propiedad, que quedaba dentro de la zona de evacuación, según TMZ.

El matrimonio pudo salvar su residencia de este modo, y también ayudaron a los vecinos; el equipo que contrató la más famosa de las Kardashians, contaba con mangueras, pero también con máquinas excavadoras que ayudaron a crear una barrera para que el fuego no se expandiera por dicha zona.

Otras celebridades como Miley Cyrus, Gerard Butler, Neil Young y Robin Thicke han perdido sus mansiones a causa de los incendios forestales en California, que han cobrado la vida de 42 personas, y se registran hasta el momento más de 200 desaparecidos.