Wall Street Nueva York. Foto: Pixabay

Los empleadores estadounidenses redujeron drásticamente sus contrataciones el mes pasado cuando la pandemia se aceleró en todo el país, agregando 245,000 empleos, la menor cantidad desde abril y la quinta desaceleración mensual consecutiva.


Al mismo tiempo, la tasa de desempleo cayó a un todavía alto 6,7%, desde el 6,9% de octubre, dijo el Departamento de Trabajo. La ganancia de empleo de noviembre se redujo de 610.000 en octubre.

El reporte del viernes sobre otra desaceleración en la contratación fue la evidencia más reciente de que el mercado laboral y la economía están vacilando ante un virus que ha estado rompiendo récords diarios de infecciones confirmadas.

Antes de la pandemia, los avances del mes pasado se habrían considerado saludables. Pero la economía de EE. UU. todavía está aproximadamente 10 millones de empleos por debajo de su nivel anterior a la pandemia, con una proporción creciente de desempleados que describen sus trabajos como desaparecidos para siempre. Se necesita una contratación más rápida para garantizar que las personas que fueron despedidas durante la recesión pandémica puedan volver a trabajar rápidamente.

Dos programas mejorados de beneficios de desempleo federales expirarán a fines de diciembre, justo cuando aumentan los casos virales y el clima más frío está cerrando los restaurantes al aire libre y muchos eventos públicos. A menos que el Congreso promulgue otro paquete de ayuda de rescate, más de 9 millones de personas desempleadas se quedarán sin ninguna ayuda para el desempleo, estatal o federal, a partir de Navidad.