La dictadura en Cuba inhabilitó el título de médico del doctor Alexander Figueredo por criticar el sistema de salud según denunció en redes sociales.


«sin yo haber cometido una mala praxis ni nada que atente contra el Juramento Hipocrático. Me están inhabilitando mi título porque pienso diferente y quiero ver una Cuba libre» dijo en una directa el doctor Alexander Figueredo.

Según el documento que lo inhabilita el Minsap lo acusa como «responsable de difundir criterios y opiniones que menoscaban el prestigio del sistema de salud y sus profesionales, exponiendo irregularidades a su modo de ver, existentes en el sector de la salud».

«En este país a un médico de 15 años de carrera le inhabilitan su título porque simplemente exige sus derechos y bienestar para sus pacientes», dijo.

La dictadura inicialmente lo suspendió por sus denuncias y ahora lo inhabilita para ejercer medicina.