La Cubanísima, el hostal y cafetería que brinda comida y alimentos a decenas de isleños varados en Guyana/Imagen tomada de Diario de Cuba

La Cubanísima, una cafetería y un pequeño hostal de una isleña en Georgetown, Guyana, alimenta y da hospedaje a decenas de cubanos varados en ese país sudamericano.


Mari Luz Martín natural de Ciego de Ávila, había cerrado sus negocios por las revueltas violentas en Guyana, luego de que las elecciones presidenciales pasadas, disminuyeran el flujo de viajeros.

Sin embargo, reabrió las puertas de los negocios en medio de la pandemia de Covid-19, para ayudar a decenas de compatriotas varados en Georgetown, por la suspensión de vuelos.

Según contó Luz Martín a Diario de Cuba, «al ver la situación que estaban pasando otros cubanos, le pidió a Dios que la usara, y ofreció alimentos gratis.

La isleña reabrió la cafetería y el hostal el pasado 28 de abril, y lo hizo de la manera más simple:


Luz Martín cuenta armaba «paquetes de diez croquetas» y los regalaba, luego empezó a hacer almuerzos.

«El primer día preparé 37 y actualmente la cifra oscila entre 75 y 80 diarios», confiesa.

Aunque un gran número de cubanos varados en Haití y en Guyana pudieron regresar a la Isla recientemente, todavía hay decenas en Georgetown.

«Cuando vi que la situación era bien dura (…) entregué todo lo que me quedaba para las comidas a los afectados. Pero en los días siguientes comenzaron a llegar muchas ofrendas. Hasta hoy no cesan de venir donantes», cuenta la propietaria del negocio, quien admite las donaciones van desde libras de carne de res hasta cabezas de ajo.

La Iglesia Hispana en Guyana, una congregación evangélica, se ha unido a La Cubanísima, para ofrecer hospedaje y alimentos a los isleños, que se encuentran sin estatus legal en esa nación.

«Ya hoy la iglesia es parte diaria de este proyecto humanitario, tanto en la donación de víveres como prestando servicios, en la elaboración de las comidas y en la ayuda espiritual», añadió.

Según registros de la cafetería y la iglesia, 95 familias se están beneficiando de la ayuda, lo que significa más de 230 personas que viven en Guyana, «sin contar las personas atrapadas por el cierre del aeropuerto hasta el momento».

Contribuyen en el proyecto inmigrantes en Estados Unidos, misiones estatales en Guyana y empresas locales.