Selva del Darién. Foto: Pixabay

La cifra de cubanos muertos por la crecida de un río en la selva del Darién asciende a más de 50 según reportó hoy Diario de Cuba.


«Todo sucedió en medio de un silencio sepulcral. Sin el más mínimo ruido, una creciente arrasó con las tiendas de campaña. Solo los gritos desesperados de auxilio me despertaron. Algunos lograron llegar nadando a la orilla, pero a la mayoría se los tragó la creciente» narraron sobrevivientes a Diario de Cuba.

Los cadáveres fueron dejados en el lugar tal y como quedaron según uno de los inmigrantes para evitar problemas legales.

«Desde diferentes vórtices y fuentes se puede hablar de 53 muertos, pero confirmación de una autoridad panameña no tenemos aún. El Comité de Derechos Humanos de Costa Rica desplazó a la frontera un delgado, para corroborar con el Departamento de Investigación de Panamá (DIJ)» dijo  Luis Herrero Anaya, delegado del organismo de Derechos Humanos.

Las organizaciones de Derechos Humanos están preocupadas por lo difícil que podría ser identificar a los cadáveres y contactar a los familiares de los fallecidos.