La burbuja de la periodista oficialista que vendió a Marianao como el paraíso del Caribe/Imágenes tomadas de redes sociales

Así vive la periodista oficialista Elizabeth Cánova, quien entrevistó a varias personas en el municipio habanero de Marianao, sede de las celebraciones por el acto del 26 de julio en Cuba, y no se dio cuenta de que se estaban mofando de ella y de la televisión estatal al asegurar de que en esa localidad de la capital del país había de todo.

Según América TeVé, aunque muchas imágenes ya han sido eliminadas de Instagram, todavía se aprecia el estilo de vida de la reportera desde que trabaja para el oficialismo.


Viaje a Egipto y visita a bares de La Habana/Imagen tomada de redes sociales

Viajes a Rusia, Egipto y Panamá, así como visitas a los lugares de moda en La Habana, restaurantes y establecimientos que la enorme mayoría no puede frecuentar, porque apenas les alcanza para comer.

Captura de pantalla

«Marianao está rico, Marianao es pa’ gozar. Hay de todo, comida, agua, hay corriente, de todo. No quitan la luz, tenemos agua 24 horas. La población, el pollo…nos dan cantidad, todos los días tenemos pollo. No hacemos cola, nos están pintando todo», ironizó una entrevistada, mientras Cánova en su burbuja y entrenada para mentir, ni siquiera se dio cuenta de que se estaban burlando de la propaganda estatal.

Viaje a Panamá/Imagen tomada de Instagram

Esto demuestra cuán alejados de la realidad cotidiana de los cubanos están este puñado de pseudo periodistas que sirven al oficialismo a cambio de algunas prebendas.

Mientras en los hospitales del país le ponen agua a los medicamentos de los enfermos de dengue, y una familia tiene que pagar un cartón de huevos cuando puede en mil pesos, Cánova le sigue el juego al castrismo para conservar sus «viajecitos» y «privilegios».

No se da cuenta de que en una Cuba democrática, sin mentir, sin tergiversar la realidad a su propio pueblo, podría conseguir vivir dignamente, viajar y conservar sus privilegios de ciudadana, y no tendría que vender su alma al diablo y engañar a su propia gente.


El reportaje de Cánova para el noticiero de la televisión cubana rápidamente se viralizó en redes sociales, incluso una de las entrevistadas reconoció públicamente había hablado con sarcasmo ante las cámaras, por no estar de acuerdo con el régimen.

Una ola de memes se ha desatado en internet a raíz de que la reportera «pintara» a Marianao, como la tierra prometida del Caribe, donde todos los problemas están resueltos, cuando es todo lo contrario, tanto en ese municipio de La Habana como en cada rincón de la Isla comunista.