La antigua mansión en Miami Beach del famoso gángster Al Capone, está en el mercado por 15 millones.

El ex hogar de “Scarface” apodo que se ganó Al Capone cuando tenía 18 años, debido a una cicatriz que llevaba en su rostro, está ubicado en 93 Palm Ave Miami Beach, el lote tiene 30.000 pies cuadrados, se compone de una tres edificios: una villa de cuatro dormitorios, tres baños y medio, una villa de 6,000 pies cuadrados; una cabaña de piscina de dos pisos; y una casa de huéspedes de dos dormitorios, que el mafioso usó como casa de guardia, por sus numerosos enemigos.

Al Capone fue una de las figuras del crimen más importante en EEUU, durante los años 20 y 30 del pasado siglo, compró esta propiedad en 1928, pagando en efectivo $ 40,000, o $ 986,000 ajustado por la inflación, mientras que el sur de la Florida aún se estaba recuperando del huracán gigante que arrasó el área en 1926.

En 1922 se construyó la casa, y se convirtió en la fiesta central de este personaje, y sus amistades, que necesitaban un respiro de sus trabajos cotidianos en Chicago, como el contrabando, el lavado de dinero, la prostitución y el juego, recoge Miami Herald.


En 1929, Al Capone usó la residencia de Miami Beach para planear la infame masacre del día de San Valentín, en la que borró a siete gánsteres rivales utilizando sicarios disfrazados de policías.

“Scarface” fue enviado a prisión en 1931 por evasión de impuestos, y cumplió seis años y medios de una sentencia de 11, en 1939 fue puesto en libertad y regresó a su casa de Palm Island.

El 21 de marzo de 1940, el Herald recogió una historia que relataba que “las luces ardían en las habitaciones” de la mansión, y que los autos entraban a los terrenos a través de puertas de madera.

El 25 de enero de 1947 murió el gánster en la casa de Miami Beach a causa de un derrame cerebral, sin embargo su leyenda trascendió a la cultura pop estadounidense.

En 2013 la mansión se vendió por $ 7.4 millones y nuevamente en 2014 por $ 7.9 millones. En 2015, en celebración del centenario de la Ciudad de Miami Beach, la empresa de inversiones MB America realizó una renovación de la propiedad de $ 1.4 millones.

La restauración dejó que se conservaran muchas de las características originales de la casa, como un tocador Art Deco negro y dorado, y la piscina de 30 por 60 pies de altura que el mafioso presumía era la más grande de Miami en su momento.

(Con información de Miami Herald)