canadal

Durante su estancia en Cuba, Trudeau se reunió con el gobernante Raúl Castro y con sectores de la sociedad civil, que no incluyeron disidentes ni organizaciones muy cercanas al gobierno.


Trudeau explicó que la economía y la sociedad de Canadá mantienen estrecha con las de Estados Unidos, «independientemente de quien elijan los estadounidenses como su presidente».

«La relación entre Canadá y Estados Unidos es más profunda que la relación entre un presidente y un primer ministro» y «nuestra relación tiene que continuar y va a hacerlo a lo largo de los próximos años», acotó.

«Las elecciones de Estados Unidos no van a cambiar la relación fuerte, que es una relación entre socios y amigos, entre Canadá y Cuba».

«Canadá siempre ha sido un amigo verdadero y sincero de Cuba y nunca hemos visto una contradicción entre ser grandes amigos de Cuba y ser buenos amigos y socios de Estados Unidos»,aseguró.


Esta visita a Cuba tiene un toque personal para el político canadiense, cuyo padre, el exprimer ministro Pierre Elliott Trudeau, tuvo vínculos cercanos con Fidel Castro en la década de 1970.

Trudeau inició por Cuba una gira latinoamericana que incluye a Argentina y Perú, donde participará en la cumbre del foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC).

«Hay muchos canadienses de origen latinoamericano por ello hay conexiones profundas con América Latina», en las cuales «siempre hemos sido muy activos».

El viaje de Cuba debe dar nuevo impulso a la relación comercial bilateral, que según cifras oficiales cubanas, cayó de 935 millones de dólares en 2010 a 726 millones en 2015.