Noticiero de la televisión estatal desacreditando a los miembros del Movimiento San Isidro/Captura de pantalla

Las Presidencias de la Asociación Hermanos Saíz y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, del municipio especial la Isla de la Juventud se ponen del lado correcto de la historia, y desmarcándose del oficialismo se opusieron a la violencia como «alternativa» o método «para dirimir cualquier diferendo entre cubanos», haciendo clara alusión a la campaña difamatoria del régimen mediante los medios de comunicación contra los miembros del Movimiento San Isidro.

Recordando que «no será por el camino de la descalificación del otro que avanzaremos hacia un clima de diálogo y respeto mutuo».


Nueva Gerona, Isla de la Juventud 7 de diciembre de 2020 Declaración de las Presidencias de…

Publicada por Randy Kausa Justa en Martes, 8 de diciembre de 2020

Tomado de redes sociales, a continuación reproducimos de manera íntegra la declaración conjunta de ambas entidades:

Nueva Gerona, Isla de la Juventud

7 de diciembre de 2020


Declaración de las Presidencias de la Asociación Hermanos Saíz y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en la Isla de la Juventud. Con una mezcla extraña de entusiasmo y preocupación hemos seguido los acontecimientos de las últimas semanas referidos al campo de la cultura en nuestro país. Las presidencias de la Asociación Hermanos Saíz y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en la Isla de la Juventud, declaramos en conjunto que nos oponemos a cualquier injerencia de gobierno extranjero que vulnere la soberanía de nuestra nación así como a la violencia como alternativa para dirimir cualquier diferendo entre cubanos.

También queremos señalar nuestra angustia al constatar la simplificación que a través de nuestros medios de difusión masiva se ha hecho de estos sucesos. No será por el camino de la descalificación del otro que avanzaremos hacia un clima de diálogo y respeto mutuo. Dígase la verdad, toda la verdad, desde la perspectiva diversa de los que han participado en estas jornadas de civismo. Por supuesto que no estamos de acuerdo con ningún tipo de acto terrorista que afecte la paz de la familia cubana ni con nadie que, ya avanzado el tercer milenio, persista en posiciones de antinomias excluyentes y no dialogantes.

Los extremistas de ambas orillas buscan crear un ambiente antintelectual que puede tener consecuencias imprevisibles. En nuestros congresos más recientes insistimos en el reconocimiento a los saberes y a las jerarquías ganadas a fuerza de obra y tesón. Los reclamos de nuestros jóvenes a nuestro sistema institucional son legítimos y urgentes. ¿Cómo es posible que aun no hayamos escuchado a creadores de la talla de Fernando Pérez, Jorge Perugorría, Daniel Díaz Mantilla y Carlos Celdrán, por solo mencionar a algunos de los que han participado en distintos momentos del diálogo con el Ministerio de Cultura?

En el arte contemporáneo existen expresiones y tendencias de gran complejidad que no deben ser tomadas a la ligera. Hablen nuestros críticos de arte, nuestros pedagogos de la enseñanza artística, para que podamos ir hacia “cotos de mayor realeza”, como dijo José Lezama Lima. Los creadores reunidos en nuestras organizaciones no nos creemos elegidos de ninguna divinidad ni constituimos una élite intocable. Somos artistas en el pueblo que “muy humildemente nos suma a su estatura”.

El 21 de octubre de 1889, en la carta rimada “A Néstor Ponce de León”, José Martí nos impuso una asignatura que sigue pendiente para los cubanos, cuando le avisaron que estaba siendo acusado de ofender a nacionales que no compartían su fervor independentista:

Miente como un zascandil

El que diga que me oyó,

Por no pensar como yo

Llamar a un cubano, “vil”.

«No somos el enemigo, somos artistas”, dijeron los jóvenes de la Asociación Hermanos Saíz en su Tercer Congreso. “El debate que no seamos capaces de sostener entre cubanos, nos será secuestrado por aquellos que quieren nuestro extravío”, dijeron los delegados de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en su IX Congreso. La patria es una construcción constante de amor colectivo y nos queda, hermanos, muchísimo que hacer.

Presidencia Asociación Hermanos Saíz

Presidencia Unión de Escritores y Artistas de Cuba

Isla de la Juventud

«Sobria, equilibrada y oportuna declaración, que proclama la unidad desde la diversidad y el respeto a la dignidad humana», comentó el usuario Miguel Ángel Palencia.

«Coincidencias totales…El respeto no se impone, se gana y aun queda mucho por hacer para frenar cualquier diálogo, a veces me pregunto quienes son los verdaderos enemigos de esta patria, los que luchan por mejorarla o los que la avergüenzan», expresó Francois Pérez.

Maritza Herrera Soler sugirió que la declaración fuese compartida por los medios oficiales.