La administración del presidente Donald Trump introducirá cambios en el examen de ciudadanía que se irán probando poco a poco a partir de este otoño, pero no entrarán en vigor completamente hasta finales del 2020 o inicios del 2021, informó el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).


El examen actual está siendo revisado por parte de dicha entidad «para garantizar que continúa sirviendo como una medida rigurosa del conocimiento cívico de un solicitante de naturalización» y refleja las mejores prácticas en las evaluaciones de la educación para adultos, de acuerdo al comunicado citado por Telemundo Noticias.

«La concesión de la ciudadanía es el mayor honor que concede nuestra nación», afirmó el director interino del USCIS, Ken Cuccinelli, citado en el comunicado.

Cuccinelli defendió que «actualizar, mantener y mejorar el examen» es una de sus responsabilidades como agencia, con el fin de ayudar a los solicitantes «a comprender completamente el significado de ciudadanía estadounidense y los valores que unen a todos los estadounidenses».

El examen actual abarca una sección oral y una sección escrita sobre historia de los Estados Unidos y preguntas sobre formación y estructura del gobierno.


Desde el 2018 un grupo fue trabajo fue destinado a revisar las preguntas en las pruebas. Este grupo además tiene la tarea de analizar el examen oral.

Los requisitos actuales y lo que se busca de los aplicantes es que haya «una comprensión del idioma inglés, incluida la habilidad de leer, escribir y hablar palabras de uso ordinario», así como tener conocimiento de historia y de los principios y formas de Gobierno.

La nota no dio detalles de como cambiaría el nuevo examen, solo aseguro que «Esta revisión de prueba se cumplirá con todos los requerimientos legales y reglamentarios, y USCIS lo probará este otoño».